El Colegio Nuestra Señora del Recuerdo se propone compartir con la familia y la sociedad el ejercicio de la función educativa.
El Carácter Propio de los Centros educativos de la Compañía de Jesús define la identidad y los objetivos del Colegio.
El Colegio asume su tarea como una participación en la misión evangelizadora de la Iglesia, y por eso ofrece a la familia y a la sociedad una opción educativa de clara inspiración cristiana, humana y liberadora, que aspira a formar personas capaces de cooperar a la instauración de una sociedad más justa.

En el desarrollo de su actividad opta asimismo por la realización del ideal de la Comunidad Educativa como estructura de colaboración, de valor cristiano y social que hay que promover, a través de unos cauces de participación responsable, dentro de los cuales son activos todos los miembros que la componen.
 
El Colegio, al configurarse como Comunidad Educativa Cristiana, se compromete a:


    * Promover una participación efectiva en la tarea educativa, en la que la responsable cooperación de todos en la tarea común, sea creadora de fraternidad y sirva a los alumnos de preparación para una convivencia social renovada y solidaria.
    * Ofrecer una enseñanza de calidad, evaluada no solamente por el nivel intelectual y académico de los conocimientos impartidos, sino también por su capacidad y eficacia para formar personas libres, solidarias con los demás, abiertas a lo trascendente, y comprometidas en la mejora de la sociedad.
    * Inspirar la educación en el Mensaje de Jesucristo y promover los valores evangélicos, en un ambiente en el que todos, educadores, alumnos, padres y demás personal del Colegio, puedan madurar en su fe personal y encontrar momentos para expresarla y dar testimonio de ella.