Crónica de un peregrino

*Peregrino: Dicho de una persona que por devoción o por voto va a visitar un santuario.*

Es lo que hemos sido los 50 alumnos que, durante estos días, hemos cargado con nuestros macutos hasta Santiago de Compostela. Acompañados por cuatro profesores (a los que quiero dar las gracias) partimos el día 5 de Madrid en un autobús que nos acercó a Vigo. Desde allí iniciamos nuestra andadura, que duró cuatro intensos días.

De la experiencia podría resaltar la belleza de los bosques de castaños y de los caminos jalonados de vides o maizales, la aventura de los buscadores de sellos para llenar nuestras credenciales o el eco del himno del Recuerdo con el que, cantando a pleno pulmón, entramos en la plaza del Obradoiro para sorpresa y admiración de otros peregrinos.

Los primeros minutos de cada día que caminamos en silencio, la convivencia entre nosotros, los momentos de oración en el camino y en la misa del peregrino y las numerosas risas compartidas… y también las ampollas, el “no voy a poder” que se convertía en un “he podido” acompañado nos han servido para crecer un poco más y para afrontar con un ánimo renovado el curso que ahora comienza.

Juan Guayo

 

2017-12-22T09:53:57+00:00