Ha fallecido Cirilo

El pasado 20 de diciembre falleció Cirilo Sesma. El próximo jueves 17 se tendrá un funeral en la capilla del edificio San Ignacio a las 20:00.

Cirilo trabajó durante casi 50 años en el colegio. La mayor parte de ellos se encargó de cuidar los jardines y los campos de deporte. Pasó luego a coordinar el trabajo del personal de mantenimiento y servicios hasta su jubilación y, después de ésta, todavía venía los sábados y domingos a preparar los campos de fútbol, recibir a los rivales, atender a los árbitros… 

En el homenaje con motivo de su jubilación, Carmen Albert le escribió estas hermosas palabras que reproducimos a continuación:

Érase una vez un pueblo de Badajoz llamado Villagonzalo, que es la verdadera cuna de conquistadores. Un grupo de jóvenes trabajadores del campo fueron llegando a la capital en busca de una nueva vida. Primero llegó el amable Ángel Flores, luego su hermano Kiko, y después José María García Puerto y su hermano Joaquín, y su primo Eusebio. Tras ellos desembarcó Cirilo Sesma. Todos vinieron a trabajar al colegio del Recuerdo, en los servicios de limpieza. Pronto Cirilo fue destinado al Pinar, y allí comenzó su labor de jardinero, que continuó durante muchos, muchos años, cuando se hizo cargo del jardín histórico del colegio. Eso sí que era un jardín: su jardín. Los que estuvimos aquí entonces supimos disfrutar de la frondosidad de sus árboles, de sus sombras recoletas y de su parterres tan cuidados. Cirilo era el jardinero. Cirilo era el jardín.

Cuando José María se jubila, toma el relevo como encargado del mantenimiento de colegio. Para un roto y un descosido. Para un enchufe o un azulejo. Para una puerta que no abre. Para trasladar libros y más libros, y muebles y más muebles en esos años de mudanza que supusieron las obras de los nuevos pabellones y el progresivo desalojo del edificio de COU.

También sus hijos crecieron a la sombra del colegio, y estudiaron entre sus muros. Jaime, el mayor, y Jesús, que decidió quedarse entre nosotros y hoy es compañero. Juntos hemos compartido momentos difíciles, hospitales y pérdidas, y sobre todo muchas, muchas alegrías y muchos ratos de trabajo y de conversación.

Ya te nos vas, Cirilo. Ni te imaginas cuánto te vamos a echar de menos. Porque hablar de ti, Cirilo, a muchos de los que vivimos este colegio nos hace identificarte con una parte de nuestra cotidianeidad: Cirilo y las líneas blancas del campo de fútbol de tierra, Cirilo y la bolsa de deporte que me dejé en los soportales, Cirilo y la copia de la llave que perdí, Cirilo y los deportes del colegio, Cirilo toda la semana, incluidos sábados y domingos, Cirilo y sentirse seguro en el colegio, Cirilo y los profesores, Cirilo y los antiguos alumnos, Cirilo y el comedor, Cirilo y el jardín, Cirilo y las conversaciones al aire libre, Cirilo y los padres de familia. Cirilo y objetos perdidos. Cirilo y el 31 de mayo. Cirilo y el Pinar. Cirilo y la visita del Papa. Cirilo entrenador 10. Cirilo y un colegio que es mejor porque en él está Cirilo. Cirilo y el agujero del corazón cuando le digamos adiós. Cirilo y la voz muy alta ahora que te decimos: gracias, gracias, gracias.

Para ver la galería de imágenes, acceda como usuario registrado
2019-01-15T14:37:14+00:00

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de Cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies