Este viernes 22 de septiembre hemos tenido la salve colegial que da inicio solemne al curso escolar. La incorporación de los alumnos se ha ido haciendo poco a poco desde principios de mes, siempre con ilusión por estrenar profesores, aulas, asignaturas y en algunos casos ¡compañeros, edificios y iPads!. Hemos ido calentando motores, pero este momento de celebración es como el pistoletazo de salida.

Este año nos va a acompañar un lema que nos invita a dar GRACIAS de corazón por todos los beneficios que recibimos cada día. En la salve, cada curso ha agradecido algo sencillo y cotidiano pero que nos permite disfrutar de la vida, crecer y superarnos. Desde las manos, los ojos, la vista o los colores que nos permiten abrirnos al mundo y a los que nos rodean, hasta las ventanas, las escaleras, el techo que nos cobija, los campos de deporte o las luces pero sobre todo por nuestras familias, alumnos, profesores y personal del centro. 

Como colegio, queremos ser personas agradecidas, admirarnos de lo pequeño y descubrir que todo y todos son regalo de Dios, un Dios que nos acompaña y nos cuida. Sólo siendo agradecidos podremos dar fruto y hacer crecer la vida a nuestro alrededor.

Nos hemos reunido para pedir a María, Nuestra madre, que, como ella, sepamos descubrir y admirar la presencia de Dios cada día. Y que aprendamos a decir…. «Sobre todo, GRACIAS«. 

Os invitamos a conocer el lema de las líneas de fuerza de este año de todos los colegios de la Compañía de Jesús en España y también a ver algunas fotos de la salve y del comienzo del curso en la zona reservada.