En biología de 1º ESO, reforzamos la parte creativa como parte del aprendizaje. Por eso, para hacer un poco más tangible el conocimiento de la Célula, cada alumno ha realizado con diferentes materiales un orgánulo o célula.

¡El orgullo con que presentan sus trabajos y como se lo aprenden sin darse cuenta, compensa el tiempo y esfuerzo invertidos!

¡La creatividad ha llevado a representar la célula y orgánulos en tartas, que luego todos en clase hemos podido saborear!