Si algo recordamos todos desde que somos pequeños es ese momento tan especial que vivíamos cuando nuestros padres nos leían cuentos antes de mandarnos a la cama. Quién no ha pasado su infancia entre recuerdos de Caperucita, Blancanieves o El gato con botas. Sin embargo, a medida que nos hacemos mayores los cuentos van cambiando, pero no su esencia: todos son cuentos que cuentan.

Es por eso que este año, los alumnos de 1º Bachillerato hemos bajado a las aulas de 5º EP a representar cuentos de literatura “de mayores”, para demostrar que la esencia seguía siendo la misma. En concreto, representamos cuentos de autores tan señalados como Oscar Wilde, Antón Chéjov, José de Espronceda o Julio Ramón Ribeyro. Para ellos estuvimos varias clases de lengua dedicando nuestro tiempo a leer y adaptar el texto, elaborar decorados, músicas, vestuarios…

La actividad estuvo fenomenal. Los alumnos de 5ºEP alucinaron con algunos de los cuentos que los mayores representaban, y al terminar se juntaron por grupos para hacer una valoración en vídeo que luego los alumnos de bachillerato vieron en sus clases. En algo estaban todos de acuerdo: la actividad había merecido la pena.